1.png

PUEDES TENER UNA ADICCIÓN, PERO TÚ NO ERES ELLA

Para muchos de nosotros, la adicción es una parte importante de nuestra historia, pero no nos tiene que definir. Al explorar conscientemente nuestras profundidades físicas y psicológicas podemos empezar a desidentificarnos de los patrones energéticos persistentes (y a menudo inconscientes) que nos mantienen atorados. Empezamos a desarrollar una autoconciencia y entendimiento más profundos, a desarrollar autoestima y reincorporar las facetas de nuestra personalidad que la adicción desgasta: nuestra capacidad de contacto, curiosidad y expansión. También abrimos la puerta a hábitos sanos, paz mental y nuevas vías de oportunidad.

A menudo las adicciones son pesadas, aunque inversamente, pueden también contener bendiciones ocultas. A través de la adicción llegamos a emprender el tipo de examen de conciencia honesto que mucha gente elude, desarrollando empatía, compasión a uno mismo y profundas reservas de sabiduría. Nuestro objetivo es que los participantes lleguen a ver su historia de adicción como una parte importante, hasta necesaria, de su desarrollo, y también como la puerta de acceso a una nueva vida.


60436790.jpg